martes, 27 de marzo de 2018

Usos excepcionales del punto (seguido y aparte)







Todos sabemos – aunque sea meridianamente – los usos del punto, tanto seguido como aparte.

Sin embargo, hay algunas aplicaciones excepcionales que detallaré a partir de una consulta a la RAE.

Le pregunté qué ocurría con el punto seguido después de otros signos de puntuación. Las excepciones se detallan:

En relación con su consulta, nos complace remitirle la siguiente información:


  • Si los puntos suspensivos finalizan el enunciado, no debe añadirse a ellos el punto de cierre, de manera que se escribirán solo tres puntos:


Me encanta esta casa. Es hermoso despertarse y ver el sol, los árboles, la luz en las ventanas... Creo que volveré el año que viene.

Le gusta todo tipo de cine: negro, histórico, de aventuras... ¡Es un cinéfilo empedernido!


  • En cambio, cuando tras los puntos suspensivos se cierran comillas, paréntesis o rayas, tras estos signos de cierre debe escribirse punto para concluir el enunciado:


Ya lo dijo Arquímedes: «Dadme un punto de apoyo…».

En nuestros días, se pueden predecir los desastres naturales —erupciones volcánicas, terremotos, huracanes…—.

Está encantado con su nuevo Picasso (yo diría que es falso, pero...). 

Reciba un cordial saludo.
Departamento de «Español al día»
Real Academia Española

¿Usted lo sabía?

Publicar un comentario

La última publicada

¿Medio ambiente o medioambiente?

Quizá usted tiene la misma duda o nunca se lo ha planteado. Por ello, consulté dos fuentes confiables: DRAE: Medio ambien...

Los más vistos