domingo, 4 de junio de 2017

Intertextualidad en ‘1984' y ‘Eye in the sky’






Una novela premonitoria y un tema extraordinario, vinculados a través de ciertas frases.



La novela se inicia con:



‘Era un día luminoso y frío de abril y los relojes daban las trece. Winston Smith, con la barbilla clavada en el pecho en su esfuerzo por burlar el molestísimo viento, se deslizó rápidamente por entre las puertas de cristal de las Casas de la Victoria, aunque no con la suficiente rapidez para evitar que una ráfaga polvorienta se colara con él.


El vestíbulo olía a legumbres cocidas y a esteras viejas. Al fondo, un cartel de colores, demasiado grande para hallarse en un interior, estaba pegado a la pared. Representaba sólo un enorme rostro de más de un metro de anchura: la cara de un hombre de unos cuarenta y cinco años con un gran bigote negro y facciones hermosas y endurecidas. Winston se dirigió hacia las escaleras. Era inútil intentar subir en el ascensor. No funcionaba con frecuencia y en esta época la corriente se cortaba durante las horas de día. Esto era parte de las restricciones con que se preparaba la Semana del Odio. Winston tenía que subir a un séptimo piso. Con sus treinta y nueve años y una úlcera de várices por encima del tobillo derecho, subió lentamente, descansando varias veces. En cada descansillo, frente a la puerta del ascensor, el cartelón del enorme rostro miraba desde el muro. Era uno de esos dibujos realizados de tal manera que los ojos le siguen a uno adondequiera que esté. EL GRAN HERMANO TE VIGILA, decían las palabras al pie’.



El coro de ‘Eye in the sky’, por su parte, señala:





‘Soy el ojo en el cielo

mirando hacia ti

puedo leer tu mente

soy quien crea las reglas

tratando con tontos

puedo burlarte con los ojos vendados

y no necesito verte más

para saber que

puedo leer tu mente, puedo leer tu mente’.






En ambas se alude a los ojos en el cielo que nos vigilan: cámaras, drones, satélites. Nada, o casi nada, de lo que haces pasa inadvertido. Tu privacidad está en juego.



Otra destacada creación de Orwell es ‘Rebelión en la granja’, parodia del régimen comunista soviético. Algunos de Alan Parsons Project, ‘Old and wise’, ‘You Don’t believe’ y ‘Time’.



Lea ‘1984’. Y escuche ‘Eye in the sky’.




Publicar un comentario

La última publicada

¿Linchaco o nunchaku?

Bruce Lee en un despliegue con linchaco Los adeptos a las artes marciales saben de lo que hablo, ¿cierto? Una de sus armas m...

Los más vistos