sábado, 24 de marzo de 2018

No diga 'vituperio’






El viernes temprano, Patricio Yáñez, el conocido exfutbolista quillotano, comentaba el tiempo en ‘Deportes en Agricultura’.


Haciendo gala de una de sus recientes aficiones, el ‘Pato’ detallaba que las mañanas seguirán siendo frías, pero el calor arreciará en las tardes, permitiendo los ‘vituperios’ sabatinos y dominicales.


Se refería, ni más ni menos, a nuestras reuniones comestibles y bebestibles – a veces a destajo - con que los fines de semana nos sacudimos la rutina laboral.


En nuestro ‘chilensis’, la palabra tiene un significado bastante peculiar. De acuerdo a etimologiasdechile.net , su significado apunta a:


‘Barbarismo sinónimo de cóctel, picoteo, condumio. Está práctica se originó en los años 60 cuando el humorista Jorge Romero, con su personaje ‘Firulete’, se permitía ciertas licencias idiomáticas, entre otras la que originó esta palabra’.




El significado que el DRAE le asigna es:


Del lat. mediev. vituperium. 1. m. Baldón u oprobio que se dice a alguien. 2. m. Acción o circunstancia que causa afrenta o deshonra.


Sinónimos: censura, regañina, reprensión, crítica, reprimenda, reproche, execración, reprobación, recriminación//calumnia, deshonor, deshonra, difamación, humillación.


Proviene del verbo ‘vituperar’ que se conjuga de manera regular, es decir:


Presente

yo


vitupero
tú / vos


vituperas / vituperás
usted


vitupera
él, ella


vitupera
nosotros, nosotras


vituperamos
vosotros, vosotras


vituperáis
ustedes


vituperan
ellos, ellas


vituperan





Como ven, pueden usar la palabra ‘vituperio’ en sentido coloquial. Si la escriben, deberá ir entrecomillada. Si es formal, solo se acepta su uso como sinónimo de calumnia.


Por mi parte, en todo caso, me espera un ‘vituperio’ de antología este fin de semana.

Publicar un comentario

La última publicada

¿Linchaco o nunchaku?

Bruce Lee en un despliegue con linchaco Los adeptos a las artes marciales saben de lo que hablo, ¿cierto? Una de sus armas m...

Los más vistos