miércoles, 11 de abril de 2018

Nunca inicie su exposición con ‘Bueno,...’




Todos, más temprano que tarde, debemos enfrentar a públicos numerosos y no tanto en alguna exposición.

Recomendaciones, temas de investigación, disertaciones, lo que sea, nos permite medir de manera práctica cuán generadores de atención somos.

El lenguaje  no verbal o corporal (desplazamientos, ademanes, miradas, interpelaciones) y lo paraverbal (volumen, ritmo y entonación) se conjugan con lo netamente verbal para dar efectividad a nuestro discurso.

Lo común, además de las inefables muletillas que salpican de monotonía insoportable nuestras intervenciones, es iniciar nuestro mensaje con

Bueno, hoy les hablaré de...’

La palabra en cuestión – ‘bueno’ – es un adjetivo que califica a un sustantivo:


  • Está bueno el almuerzo
  • Es bueno que aprendas rápido
  • Está bueno que terminen con sus discusiones
  • ¿Cómo quedó su trabajo? Bueno
  • ¿Cómo estuvo tu día? Bueno


Por lo anterior, jamás lo utilice para comenzar su intervención.
Publicar un comentario

La última publicada

¿Puedo decir ‘encalillado’?

La escuché por allí y decidí averiguar su origen. Es un concepto masivo, a decir verdad, entre los chilenos. Coloquial o formalm...

Los más vistos