viernes, 7 de diciembre de 2012

“Quiero usar más palabras.” Litigio



En la memoria está fresco el dictamen de la Corte Internacional de La Haya (con residencia en los Países Bajos, llamada Holanda por algunos) a propósito del diferendo Nicaragua – Colombia por asuntos de límites. 
 
Ahora, este órgano de la ONU se pondrá más de moda (me carga la moda), pues el martes comenzaron los alegatos orales por la cuestión limítrofe entre Perú y Chile, alegatos que durarán hasta el 14 de diciembre, para después, ya en el primer semestre de 2013, emitir su dictamen. 

Como se sabe, Chile fue demandado por nuestros vecinos por una franja marítima: ellos sustentan la tesis de trazar una línea equidistante, con lo que reclaman un triángulo de 38.324 Km2 de zona marítima y 37.610 m2 de territorio continental,  mientras que nosotros sostenemos que el Hito 1 prosigue la línea del paralelo. Por otra parte, hay convenciones que, a nuestro entender, certifican nuestra postura. 





Como se aprecia, estamos en presencia de un litigio, en este caso fronterizo. Será, entonces, la palabra del día.

Litigio: proviene del latín litigium. Este es un término muy usado en Derecho Romano para referirse a la causa de un pleito legal. Viene de litigare, que nos dio litigar y su doblete lidiar. Ambos proceden del lis, litis (pleito), el cual nos dio la palabra lid (combate, disputa). 

 
Otros conceptos derivados del anterior: réplica  y dúplica, memoria y contramemoria, para lo cual es útil hacer algo de historia. En 2008, Perú demandó a nuestro país en la C. I. de La Haya por los límites marítimos. En 2010, Chile presentó su contramemoria, con la que respondía a la memoria peruana (la demanda); tras ella, la nación vecina expuso su réplica (contestación a la contramemoria), ante la cual Chile exhibió la dúplica, es decir, contrarréplica. Todo ello, en el ámbito escrito. En esta semana, en cambio, se procedió a los alegatos orales, fase decisiva del juicio.

 (Del lat. litigĭum). 1. m. Pleito, altercación en juicio. 2. m. Disputa, contienda.


Derivadas: litigar, litigante (que litiga).

Sinónimos: pleito, querella, juicio, proceso, sumario, demanda, recurso //riña, contienda, polémica, altercado, disputa.
 

sábado, 17 de noviembre de 2012

"Quiero usar más palabras." Filantropía

Es una virtud casi extinta, por lo menos en su condición desinteresada. 


Antiguamente, ser filántropo era casi una profesión, ejercitada por nobles y personas adineradas, como una forma – quizá – de calmar los apremios de sus conciencias o – para no ser malpensado – atenuar las inmensas diferencias sociales. Una variante la constituían los “mecenas” (palabra que se origina en Mecenas: Noble romano de origen etrusco. Partidario de Octavio, al que ayudó a alcanzar el poder, actuó como mediador en los tratados de Brindisi (40 a.J.C.) y Tarento (37 a.J.C.). Fomentó las artes y se rodeó de un nutrido círculo de literatos (entre ellos Virgilio y Horacio). Su nombre se aplica a todos aquellos protectores desinteresados de la cultura”,) personas que apadrinaban a artistas de diversa índole a cambio de que los mencionaran en sus trabajos. 

El Renacimiento (XV – XVI)  fue la época en que abundaron los mecenas, entre ellos, las familias Borgia (Roma),  Sforza (Milán) y  Medicis (Florencia). A sus aleros se desarrollaron Leonardo Da Vinci, Tiziano,  Brunelleschi, Donatello, Filippo Lippi, Miguel Ángel y El Bosco.

La filantropía, por otra parte, es una actitud que aún hoy se advierte, como se aprecia en la siguiente crónica:

“El empresario mexicano Carlos Slim figura en la lista de magnates que destinan una parte de sus ganancias a obras benéficas en los países en desarrollo, reveló hoy la prensa local. En un reportaje titulado "El corazón del magnate", la revista española La Clave ubicó a Slim como uno de los financieros- filántropos actuales, al lado de los multimillonarios Georges Soros y Bill Gates. El propietario de Teléfonos de México (Telmex), primera operadora de telefonía latinoamericana, "es uno de los hombres más ricos y poderosos del planeta y, posiblemente, uno de los menos conocidos", apuntó. Slim, quien posee una fortuna cercana a los 11 mil millones de dólares según la revista Forbes, preside una decena de organizaciones benéficas en América Latina, además de la Fundación Telmex. A través de esta Fundación, constituida en 1995, apoya programas de promoción a la educación, la cultura, la salud y el bienestar social. El financiero Soros, un judío nacido en Hungría poco antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial, también figura en la lista de multimillonarios filántropos, con una fortuna cercana a los cinco mil millones de dólares. Sus donaciones a las causas sociales rondan los 585 millones de dólares anuales, de acuerdo con la publicación española. Bill Gates, fundador de la compañía Microsoft, "destina cada año un billón de dólares a proyectos de personas para mejorar las condiciones sanitarias en los países en vías de desarrollo", indicó. La fundación del hombre más rico del mundo, con una riqueza personal estimada en unos 50 mil millones de dólares, es la quinta del mundo dedicada a acciones caritativas y está especializada en financiar vacunas contra la malaria o el Sida. El empresario comenzó a interesarse en la salud mundial tras una visita a Sudáfrica y la India en 1995. En dicha época el matrimonio Gates prometió entregar en vida el dinero acumulado por Microsoft. La revista señaló que organizaciones no gubernamentales cuestionan el "supuesto altruismo" de empresarios como Gates, "cuyas últimas donaciones se han visto beneficiadas de generosas deducciones fiscales en Estados Unidos".


Filantropía: (Del gr. φιλανθρωπα). 1. f. Amor al género humano.

Sinónimos: altruismo, caridad, generosidad, magnanimidad, humanitarismo, amor, desprendimiento.

Cuando la cualidad se aplica a personas, se dice de ella que es filántropo (a).


sábado, 27 de octubre de 2012

"Quiero usar más palabras." Vicisitud

Conozco a personas con las que el Destino – pareciera ser - se ha ensañado, pues van de dolor en dolor, de tragedia en tragedia. La explicación - sostienen algunos crédulos en la reencarnación – se funda en que en otras vidas no fueron lo bondadosos que debieron ser y están purgando – pagando – sus penas. 


Pese a que no descarto la posibilidad de que a nuestra muerte nos encarnemos en una persona nueva, con oportunidades y tareas distintas (quisiera creer, sin embargo, en que existe un Paraíso), el sufrimiento de esas personas me conmueve. De allí viene la expresión “las vicisitudes de la vida”, aludiendo a los diversos cambios – no ventajosos, por cierto – que afectan a estas personas. La vida debiera cambiar, en efecto, pero esperamos que sea en lo positivo, no en los contrastes. 

De allí viene el concepto de hoy: vicisitud, usado mucho en plural (vicisitudes).

(Del lat. vicissitūdo). 1. f. Orden sucesivo o alternativo de algo. 2. f. Inconstancia o alternativa de sucesos prósperos y adversos.


“El término latino provenía del sustantivo vicis ‘cambio’, ‘giro’, ‘alternativa’, y de él se derivaron palabras como vicisitud y el prefijo latino vice-, con el significado de ‘en lugar de’, ablativo de vicis ‘cambio’, que también está en el origen de vicissitudo, voz que en el siglo XVII llegó al español por vía culta como vicisitud. Un derivado mucho más antiguo de vicis en nuestra lengua es vez, que ya aparecía en los primeros documentos conocidos en español: los manuscritos del monasterio de San Millán de la Cogolla, fechados en el siglo X de nuestra era.”


 “…Dejemos aparte las causas y con causas felices o desgraciadas que de vicisitud en vicisitud me han conducido al auge de periodista: lo uno porque al público no le importarán probablemente, y lo otro porque a mí mismo podría serme acaso más difícil de lo que a primera vista parece el designarlas..."

Mariano José de Larra y Sánchez de Castro, “Fígaro”.

Sinónimos: acontecimiento, suceso, albur, incidente, alternativa, dilema, sucesión, altibajo, variación.

martes, 23 de octubre de 2012

“Quiero usar más palabras”. Obsceno

¿Por qué obsceno si muchos de mis amigos saben lo que significa?


Ciertamente es así, y seguramente saben que se escribe con una combinación de letras muy difícil de recordar (bsc); también que se refiere a soez, ordinario, vulgar, en fin, de mala clase.

Entonces, ¿cuál es el motivo de esta publicación?

Se adormilan los recuerdos del Superclásico, “la madre de todos los partidos”, según algún comentarista, parafraseando a “la madre de todas las batallas, de acuerdo a los historiadores, refiriéndose a un gigantesco enfrentamiento, por ejemplo, la Batalla de Guadalcanal, la invasión a Normandía – el famoso Día “D” o la Operación “Tormenta del desierto” en la Guerra del Golfo. 

Quedan en la retina dos aspectos: el futbolístico y el extrafutbolístico, unidos indisolublemente, aunque se analicen por separado. Respecto del primero, es cierto que la U fue superior cuando ambos estaban con planteles completos, atacó más y se aproximó con riesgo a la portería del Popular, que no encontraba el balón y cuyo mediocampo estaba perdido. Luego de la expulsión, el Cacique pudo acercarse y tuvo varias oportunidades. Podrán argumentar que si no hubiese sido por la salida de Mena, otro habría sido el resultado. Les contesto que”si mi abuela tuviera ruedas sería carreta”, con la intención de hacerles saber que son los imponderables. Ya nos ocurrió en las jornadas anteriores, cuando fuimos humillados por los azules, donde detalles marcaron el resultado abultado, ¿cierto?

Efectivamente, una jugada, por lo menos, era penal indiscutible; el agarrón de Luis Mena es común y nadie cobra penal por ello; el primer empujón de Ormeño es magnificado por Gutiérrez, lo que le restó validez. En el puñete que el mismo le da a Ubilla, nada que discutir: tarjeta roja y penal. Al igual que el intento de codazo del portero en contra de Muñoz, con suma agresividad. 

¿Hubo equiparidad en jugadas de gol? Es opinable, pues yo vi de ambos cuadros y habría que contarlas para definir quién estuvo más cerca del gol. Lo resaltante, sin embargo, es que Colo Colo aprovechó una ocasión y marcó la diferencia. Esto es indiscutible.

Con relación a lo extrafutbolístico, mi posición es inquebrantable y única: condena. Condeno las obscenidades de Francisco Prieto – meta del Eterno Campeón – dirigidas a la barra de los universitarios y a su arquero Johnny Herrera, por mucho que sea una “persona non grata” para mí, por mucho que lo considere altanero, pedante, autosuficiente, burlón y desagradable. No incluyo “asesino” como otros, pues no corresponde, ya que eso es un asunto personal. Ni siquiera le cantaría en el estadio algo así. Condeno las declaraciones de Labruna, cuando señala, una vez terminado el partido: “-¡… (exabrupto), la moda se acabó!”; las del Presidente de los laicos: “-Hay que dejarlos celebrar. Hace dos años que no lo hacen”; las de un periodista que entrevista a Felipe Flores: “¿Dónde se tienen que meter el auto?”, (refiriéndose al modelo lujoso ofrecido por la dirigencia si le ganaban al Popular). Disfruté (y aún disfruto) con el triunfo, no lo puedo negar, pero no me burlo ni me burlaré del derrotado (si lo hice, ofrezco mis disculpas), pues – me lo enseño mi amado papá cuando me inculcó amorosamente el apego al Albo – la vida da vueltas, a las victorias les suceden las derrotas y así sucesivamente, para saber ganar hay que aprender a perder. Y debo ser fiel a esa consigna.

La obscenidad de Prieto es imperdonable. Me avergüenza e indigna. No la justifico ni siquiera con sus disculpas. Se pone a la altura de los fulanos más ordinarios, carentes de educación y formación familiar. Que la “calentura” del partido (concepto obra de los periodistas que poco tienen de originales y cuidadosos), que la tensión, que las pulsaciones a mil (como si se pudiera), en fin, una legitimización de la vulgaridad. 

Me avergüenza e indigna.

Obsceno: (Del lat. obscēnus). 1. adj. Impúdico, torpe, ofensivo al pudor. Hombre, poeta obsceno. Canción, pintura obscena.

La palabra obsceno viene del latín “obscenus”, la cual está formada por las raíces ob (hacia) y caenum (suciedad). Esta palabra se refiere a algo indecente, sin pudor, que ofende a los sentidos.

Sinónimos: indecente, impúdico, deshonesto, inmoral, procaz, concupiscente, pornográfico, lúbrico, sucio, escabroso.

La última publicada

¿Contradiré o contradeciré?

Extraído de Google: Cuadernarium - WordPress.com La conjugación de los verbos nos depara más de una sorpresa, que se torna en incred...

Los más vistos